MARTE

 

Marte es el cuarto planeta desde el Sol y suele recibir el nombre de Planeta Rojo. Las rocas, suelo y cielo tienen una tonalidad rojiza o rosácea. Este característico color rojo fue observado por los astrónomos a lo largo de la historia. Los romanos le dieron nombre en honor de su dios de la guerra. Otras civilizaciones tienen nombres similares. Los antiguos Egipcios lo llamaron Her Descher que significa el rojo.

Antes de la exploración espacial, Marte era considerado como el mejor candidato para albergar vida extraterrestre. Los astrónomos creyeron ver líneas rectas que atravesaban su superficie. Esto condujo a la creencia popular de que algún tipo de inteligencia había construido canales de irrigación. En 1938, cuando Orson Welles emitió una novela radiofónica basada en el clásico de Ciencia Ficción La Guerra de los Mundos de H. G. Wells, se produjeron escenas de pánico debido a que un montón de gente creyó realmente que la Tierra era invadida por marcianos.

Otra razón que condujo a los investigadores a esperar la presencia de vida en Marte eran los cambios estacionales de color en la superficie del planeta. Este fenómeno llevó a especular sobre la posibilidad de que las condiciones de la superficie produjeran un florecimiento de la vegetación durante los meses cálidos y un estado de latencia durante los períodos más fríos.

En Julio de 1965, la nave Mariner 4, transmitió 22 imágenes cercanas de Marte. Todo lo que se podía ver era una superficie con muchos cráteres y canales de origen natural pero ninguna evidencia de canales artificiales o agua circulante. Finalmente, en Julio y Septiembre de 1976, las sondas Viking 1 y 2 se posaron sobre la superficie de Marte. Los tres experimentos biológicos realizados por las sondas descubrieron una actividad química inesperada y enigmática en el suelo Marciano, pero no suministraron ninguna evidencia clara sobre la presencia de microorganismos vivos en el suelo cercano a las sondas. De acuerdo con los biólogos de la misión, Marte es auto-esterilizante. Creen que la combinación de radiación ultravioleta solar que satura la superficie, la extrema sequedad del suelo y la naturaleza oxidante de la química del suelo impiden la formación de organismos vivos en el suelo Marciano. Sin embargo, permanece abierta la pregunta sobre la existencia de vida en Marte en un pasado lejano.

Otros instrumentos no encontraron signo alguno de química orgánica en los dos puntos de aterrizaje, pero sí suministraron un análisis preciso y definitivo de la composición de la atmósfera Marciana y se encontraron trazas de elementos no detectados con anterioridad.

Atmósfera

La atmósfera de Marte es bastante diferente de la atmósfera de la Tierra. Esta compuesta fundamentalmente por dióxido de carbono con pequeñas cantidades de otros gases. Los seis componentes más comunes de la atmósfera son:

Dióxido de Carbono (CO2): 95.32%

Nitrógeno (N2): 2.7%

Argón (Ar): 1.6%

Oxígeno (O2): 0.13%

Agua (H2O): 0.03%

Neón (Ne): 0.00025 %

El aire Marciano contiene solo 1/1,000 veces menos de agua que nuestro aire, pero incluso esta pequeña cantidad puede condensarse, formando nubes que se desplazan por las zonas altas de la atmósfera o forman remolinos alrededor de las laderas de los sobresalientes volcanes. Por las mañanas temprano se pueden formar bancos de niebla en los valles. En la zona de aterrizaje del Viking 2, una pequeña capa de agua helada cubre el suelo cada invierno.

Existe la evidencia de que en el pasado una atmósfera más pesada podría haber permitido que el agua circulase sobre el planeta. Rasgos físicos que asemejan costas, gargantas, cauces e islas sugieren que alguna vez grandes ríos marcaron al planeta.

Temperatura y Presión

La temperatura media registrada en Marte es -63° C (-81° F) con una temperatura máxima de 20° C (68° F) y un mínimo de -140° C (-220° F).

La presión barométrica varía en cada uno de los puntos de aterrizaje semestralmente. El dióxido de carbono, el componente mayoritario de la atmósfera, se congela para formar un inmenso casquete polar, de forma alternativa en cada uno de los polos. El dióxido de carbono forma una gran capa de nieve y luego se evapora de nuevo con la llegada de la primavera a cada hemisferio. Cuando el casquete del polo sur era más grande, la presión diaria media medida por la Sonda Viking 1 fue tan baja como 6.8 milibares; en otros momentos del año subió hasta los 9.0 milibares. Las presiones medidas por la Sonda Viking 2 fueron 7.3 y 10.8 milibares. En comparación, la presión media de la Tierra es 1000 milibares.

 

Marte en Números

   

Masa (kg)

6.421e+23

Masa (Tierra = 1)

1.0745e-01

Radio Ecuatorial (km.)

3,397.2

Radio Ecuatorial (Tierra = 1)

5.3264e-01

Densidad Media (gm/cm^3)

3.94

   

Distancia media desde el Sol (km.)

227,940,000

Distancia media desde el Sol (Tierra = 1)

1.5237

Período Rotacional (horas)

24.6229

Período Orbital (días)

686.98

Velocidad orbital media (km./seg.)

24.13

   

Excentricidad orbital

0.0934

Inclinación del eje (grados)

25.19

Inclinación orbital (grados)

1.850

   

Gravedad superficial en el ecuador (m/seg^2)

3.72

Velocidad de escape en el ecuador (km./seg.)

5.02

   

Albedo geométrico visual

0.15

Magnitud (Vo)

-2.01

Temperatura superficial mínima

-140°C

Temperatura superficial media

-63°C

Temperatura superficial máxima

20°C

Presión atmosférica (bares)

0.007

Composición atmosférica

Dióxido de Carbono (C02)
Nitrógeno (N2)
Argón (Ar)
Oxígeno (O2)
Monóxido de Carbono (CO)
Agua (H2O)
Neón (Ne)
Kriptón (Kr)
Xenón (Xe)
Ozono (O3)


95.32%
2.7%
1.6%
0.13%
0.07%
0.03%
0.00025%
0.00003%
0.000008%
0.000003%

 

 

Ahora, después de la visión Astronómica la visión Astrológica

 

 

Marte: Aquí vemos el símbolo del círculo con la cruz arriba, pero por su impulso y energía esa cruz se torna en flecha. Es el dominio del cuerpo sobre el Espíritu, expresa el predominio de los instintos materiales, de los impulsos y de los deseos. La energía es una composición de lo material y lo emocional, no haciendo uso de lo mental.

La fuerza de Marte predomina en la vida animal y en el hombre, está conectado con las sensaciones. Su trabajo para con el hombre es el de estimular en él acción y finalmente la inteligencia viene como resultado de sus actividades. La fuerza, la agresividad de nuestra personalidad y la energía con que realizamos nuestras actividades son dones del planeta Marte.

Principio de fuerza, de conquista, de dominio sobre el objeto, de tensión impulsiva, de deseo, de violencia, el sentido de lucha, el esfuerzo, el dinamismo.

Tenemos así el jeroglífico de Marte, compuesto del círculo sobremontado por la cruz ( que es flecha): En el círculo o limitación de la manifestación el punto central no es más visible. Este círculo limitado y desprovisto del centro toma la significación de una sombra o proyección esquemática del principio donde la entidad encarnada no es todavía consciente. Ella es dominada por la cruz Espacio-Tiempo-Materia, netamente distinta de la manifestación del principio que ella domina, oponiéndose así a su expresión.

Engendra la voluntad del yo de apropiarse de aquello que no es suyo, las luchas y las batallas por los apetitos materiales y la violencia ejerciéndose en la dirección exterior y centrífuga para tomar y poseer; separatividad, egocentrismo, conflicto, deseo de dominio, pasión. Pero, el egocentrismo acompaña el nacimiento del sentimiento del yo; el deseo de dominio y la violencia son los primeros síntomas de la voluntad; de la percepción distintiva separativa proceden el discernimiento, el razonamiento, la selección.

 

PAX

 

Respetable Jñápika Gurú Dr. Pablo Elias Gómez Posse.

E Mail: aum_jnapika_satya_guru@hotmail.com
 


regresa al temario