Del 22 de Noviembre al 22 de Diciembre nacen aquellos que desarrollarán justamente la parte vulnerable a la cual están sujetos (las piernas, muslos y nalgas). Amando los deportes, son casi siempre caminantes infatigables o ciclistas notables. bajo ese signo se encuentran muchos carteros, cazadores, exploradores y también aventureros y vagabundos. Ellos tienen a menudo la nostalgia de los países lejanos o al menos la ruta y los viajes, es el espíritu de aventura que hace también a los acróbatas, los payasos y el mundo del Circo. Las personas de esa parte zodiacal aman la búsqueda de las emociones y son a menudo fervientes de la caza y de la pesca. Carácter metódico, vividores, organizadores, están llenos de decisiones y sorprendente sangre fría que hace la admiración de otros. Son buenos jefes: los hombres que hacen los militares, grandes industriales; las mujeres, directoras de liceos u otras instituciones y aún a veces, jefes de empresas. Aspecto imponente generalmente, la faz noble y los trazos regulares, de un conjunto de vivacidad. Muy hábiles en todo, ellos son humanos, caritativos y de una bondad leal, acogedora. Apasionados por las grandes ideas, sobre todo la libertad que ellos celan por encima de todo.

"Propósitos Psicológicos" P.P. XVIII - Doctor Serge Raynaud de la Ferrière. Traducción Dr. David Ferriz Olivares.

 

EL ARQUERO EN SIMBOLOGÍA PICTORICA:

 

EL ARQUERO. En aplicación burda de los colores, he trazado vulgarmente los planos físico, astral y divino, de los nativos de ese signo, que gobierna las encarnaciones terrestres del 22 de noviembre al 21 de diciembre. El elemento "Fuego" se representa aquí (como un Cordero y luego un León), en la esquina izquierda al pie del lienzo. Es también el dinamismo con el cual las personas del Arquero emprenden sus actividades.

Apegados a los bienes de este mundo, les gustan los beneficios concretos y visibles. Intelectuales (siempre el azul que también es el color de la suerte), los pies sobre la tierra, piernas animales de fauno que apunta su arco hacia el cielo probando sus aspiraciones por las cosas de lo alto. Hay deseos de aprender y saber, pero las ocupaciones muy activas de estos nativos les privan con frecuencia de la verdadera sabiduría. En cascada de tinieblas (véase arriba a la izquierda) se deslizan visiones de blancuras espirituales, pero el plano espiritual no está siempre apto para percibir todo el valor, demasiado ocupado por su establecimiento sobre el dominio físico (ver el azul pálido del centro, arriba, con pinceladas horizontales al lado del hilo malva vertical, cerca de la cascada blanca!). No obstante, las oportunidades están abiertas y a veces rechazan las cazas lejanas, las pescas en alta mar, las expediciones y todos los viajes, a los que se sienten atraídos estos nativos, y se dirigen por el estudio y una pura espiritualidad hacia el punto de vista divino e intuitivo de la inspiración real.

" EL ARTE EN LA NUEVA ERA" - Doctor Serge Raynaud de la Ferrière en traducción del Dr. David Ferriz Olivares.

Signo de FUEGO, cálido y seco con una proporción de húmedo, positivo, masculino, diurno, fiero, colérico, bicorporéo, (1º a 15º humano, 16º a 30º bestial), moderadamente estéril, flexible.

 

Simbolismo

Es representado por el Arquero: una estrella y una parte de un arco simbolizando la aspiración. Habitualmente es figurado como el Centauro: mitad caballo y mitad hombre, representando el conflicto entre el pensamiento filosófico, las emociones superiores y el instinto carnal de conquista; así como también la aspiración sostenida por el esfuerzo que apunta a las estrellas. Transmite una idea de libertad.

Significador de progreso cósmico y abundancia, que desnaturalizada se convierte en prodigalidad.

Es el noveno signo del zodíaco, la última parte del otoño, el apaciguamiento de la naturaleza, después de la caída de las hojas y el gran tormento de una vegetación que murió en Escorpio, todo se apacigua, todo vuelve al orden.

Su doble figura evoca también una doble naturaleza de signo, así: Una de ellas tiene el don filosófico de "ver lo lejos" donde la necesidad es una exploración espiritual profunda y la otra, la pasión de recorrer los grandes espacios, de cubrir los vastos horizontes.

La potencia instintiva puesta al servicio del hombre que la destina hacia una meta elevada: el centauro es la más bella imagen de la transmutación de valores, de la sublimación; símbolo de la unión o de la síntesis de la naturaleza animal y de la naturaleza espiritual, cuerpo y alma, materia y espíritu, posesión terrenal y aspiración divina.... Representa una acción transmisiva más o menos rápida, gracias a la visión clara de la cual depende la puntería justa. El deseo y la ambición de Sagitario es el de enlazar lo cercano y lo lejano, se preocupa de alcanzar, de llegar, mientras que Aries es la partida. La energía sagitariana es puesta en la obra de fermentación de su predecesor, opera una proyección de aquello que Escorpio ha amasado a través de sus propias pruebas, y las destina hacia una meta.

El Fuego de Sagitario expresa la abdicación del fuego individual, puede renunciar a servir (como en Leo), la magnificencia del ego está al servicio de una experiencia "trans-individual", su esencia purificada es destinada a los éxtasis espirituales. Aporta la supremacía del colectivismo sobre el individualismo, el dominio de la sociedad sobre la personalidad.

Si en la balanza la pareja se forma; en Escorpio ellos se unen; en Sagitario, encuentran su ideal.

Aquí, lo lejano triunfa sobre lo cercano, es el momento de las grandes aventuras, los vastos reinos, las cruzadas, los peregrinajes, la hora donde triunfa la búsqueda de los valores eternos.

 

Clave - "YO VEO"

Es una emanación energética que desarrolla una espiritualización, penetra, ilumina, y pone en movimiento la personalidad, representa la unión de las cualidades de la cabeza y el corazón lanzadas hacia arriba, en busca del ideal; la justicia, la protección, la moral.

 

"ASPIRACION"

Devoción, esperanza, veneración, sublimación, libertad, altas especulaciones mentales, prosperidad, éxitos, orden, ley.

 

Psicología

En el origen de esta naturaleza, hay un yo en intensidad o en expansión que busca sus propios límites y aspira a sobrepasarlos, para alcanzar un "más allá del YO". Su esfuerzo apunta hacia un más alto potencial de valores. La sensación embriagante de una vida completa le da el gusto de la gran aventura. El se siente rápidamente estrecho en un marco limitado y busca la evasión, hace por salir de los límites impuestos de la condición humana: raza, familia, patria, a fin de participar siempre en un mundo más vasto. Necesita ser céntuplo, transfigurado por el entusiasmo, por la pasión, por el delirio divinizado. Su voluntad es una potencia abierta que lo arranca para centrarlo sobre un fin exterior y superior, sin desarraigarlo de su intimidad. Esta idea principal de "fuera del YO" le hace buscar todo aquello que desborda los límites de las cosas y de los seres, todo aquello que las prolonga de la misma manera que le hace huir de todo lo mezquino, medido, mediocre. Las fuerzas liberadoras de su ser le llevan por consiguiente hacia las zonas marginales y le incitan al máximo. Por otro lado este Yo manifiesta el sentimiento agudo de la participación en la vida del mundo, dando la impresión de experimentar profundamente la integración con la cohesión universal; la necesidad de vibrar al unísono con el ambiente, de participar con los grupos y movimientos sociales donde él es uno de los representantes, aparece por consiguiente una cierta facultad de relación, de transporte, de integración a la vida colectiva. Aquella puede ser una simple permeabilidad moral al medio, una tosca identificación pasional con la comunidad, sentido innato de la solidaridad, asimilación del plan: el sujeto se adapta con facilidad, se modera con confianza, se asimila a las buenas maneras, se conforma a las reglas del decoro; o lo hace simpatizar con los allegados, lo animado de la afabilidad, del favor; su ánimo es indulgente, tolerante, abierto; prueba el placer de explayarse, de hacerse apreciar, de radiar, de abrirse libremente. Este es un ser que vive en plena sintonía con su medio, a través del cual su yo se prolonga indefinidamente, necesita una cierta dimensión pero este sentimiento de acuerdo también lo lleva a una suficiencia egocéntrica, de pretensiones señoriales, de una inflación del yo que se pierde en una embriaguez de grandeza; en un extremo, es el delirio del poder del genio mal apreciado que se escuda en una vanidad herida, mirando al mundo despreciativamente. El fuego sagitariano también puede dirigirse a la rebelión, acceder a lo desmedido.

El mayor dilema es la integración o la rebelión, así se presenta el tipo armoniosamente integrado a su medio, y el otro es el sagitariano independiente y rebelde contra este mismo medio.

 

En Resumen

El carácter es ponderado, razonable, bienhechor, apaciguador, afable, honrado, leal, optimista, generoso, justo, magnánimo, alegre, libre, digno, emprendedor, progresista, activo, servicial, susceptible, amigo de la comodidad, de la equidad, de las buenas maneras, de los convencionalismos sociales, amor al prestigio y a la honorabilidad, puede ser un tipo de burgués satisfecho; así como también es amante de lo extenso, de la aventura, de los viajes y de los conocimientos; puede estar animado de pasiones y su independencia tomar el carácter de rebeldía, tender al exceso de actividad, ansioso, inquieto, inestable, indeciso, indolente, irritable; anheloso de diversiones, siempre es muy inclinado al aire libre; liberal, es exageradamente sociable "un deslumbrador", sofista, frívolo, distraído, irreal, irreflexivo, despreocupado.

 

Mentalidad

Inteligencia persuasiva, que se inflama por percusión más filosófica que práctica. ( Spinosa, Pascal, Fénelon, Motesquieu, Voltaire, Hegel, Nietzsche, Darwin, Spencer).

Claridad, orden, juicio rápido y preciso, grandes aptitudes para la legislación, comprensión idónea para dirigir y mandar, desafecta a todo lo mezquino, exenta de perjuicios, ecléctica, intuitiva, don profético, amplitud.

Necesitando una certidumbre, una verdad interior que lo ilumine, aprovecha de la fuerza de su cohesión moral o intelectual, probando gran fervor de comunicación y propagando sus ideas, suscitando las conversiones como de verdades misioneras; su mente apologética es inclinada al proselitismo.

El tipo realizado de Sagitario

Presenta las más ricas disposiciones de la mente, encarna los valores de este signo llevados hacia el conocimiento desinteresado del universo y donde la flecha simboliza el vuelo filosófico, religioso, metafísico o místico, en el marco de un humanismo o de un universalismo espiritual, esta inteligencia responde a la definición pascalina de la mente: "un movimiento para ir siempre más lejos"; una visión lúcida y global.

El sagitariano cismático, se rebela contra su medio, afirma una independencia de pensamiento, libertad de juicio que doblega los prejuicios, las enseñanzas oficiales y todos los conformismos intelectuales; susceptible de liberar a los otros del yugo de pesadas tradiciones y rutinas, libre de abandonarse a la violencia de ideas nuevas, más o menos audaces.

El tipo sagitariano integrado a su medio, se alinea sobre opiniones bien-pensadas de su medio, se muestra escrupuloso en la elección de las autoridades; deficientemente, se deja llevar de generalidades prematuras, lógica rigurosa; fanfarronería, ostentosa sofistería, intelecto incapaz de ir más allá de la esfera de las reuniones y los deportes, acepta la fórmula del azar.

Dotado para los idiomas; buen intérprete. Ama los espectáculos, el teatro, el cinema, todo aquello que lo pone en contacto con el mundo y le permite alargar cada día sus fronteras.

Dialéctica

Las orientaciones extremas se ven muy acentuadas.

Un conformista: (cuando el tema es armónico). Tiende a un conformismo confortable, adaptado, asimilado a las buenas maneras, conformado a los usos establecidos, participa del orden, de la legalidad, de los convencionalismos sociales, ama la honorabilidad, la consideración de sus allegados, la distinción, el prestigio. Es alegre, gustoso de vivir; buen humor, optimista, demostrativo, eufórico; su sociabilidad es desplegada, pacifista, comprensivo, filántropo, protocolario, caballeresco, leal, honesto, "juega las cartas sobre la mesa", franqueza diplomática, su conciencia moral rechaza toda bajeza. Fases de exaltación y depresión, pero se presenta apacible y ponderado, capaz de gran serenidad que él comunica a sus allegados. (Vibra el unísono con su ambiente, se inflama con los entusiasmos colectivos, vive en estrecha dependencia con el mundo exterior: el tipo integrado).

Un rebele: (cuando el tema es disonante). Paroxismo, independencia insociable, escándalo. Instintivamente se subleva contra la verdad de su medio y se comporta como un inadaptado, su necesidad de emancipación prima sobre todo, voluntad insurrecta contra los hábitos, lugares comunes, prejuicios, su gusto de vivir es imperioso, pasiones, ímpetus audaces, ambiciones bien determinadas, franqueza brutal, embestidas de pura-sangre, cóleras ruidosas pero fugaces, saltos, arrebatos, aunque conocen el desaliento.

 

En principio estos dos personajes se excluyen uno al otro, pero en la observación de casos psicológicos se demuestra que pueden en una cierta mediada coexistir en una sola persona, en proporciones diversas; así, numerosos sagitarianos son rebeldes viviendo y luchando por su comunidad o conformistas muy independientes.

La misma coexistencia puede tener en grados variados, los tipos siguientes:

El extrovertido: hacia la aventura: Instinto de expansión, actividad desbordante en todo orden, apasionado, combativo, necesita la experiencia independiente en donde se reencuentra con el mundo; es un atleta, deportivo, temperamento nómada, pasión por los viajes, exploraciones, el riesgo y la competencia; se inflama por las ideas de grandeza, los actos heroicos, empresas prestigiosas; orgulloso; privado de actividad tiende a los viajes imaginativos, la evasión, sumisión al azar.

El introvertido: hacia la sabiduría: La aventura se dirige al reencuentro consigo mismo. Aspira a las formas morales y espirituales más elevadas, su impulso se dirige al conocimiento, la cultura, la religión, la filosofía, la perfección del yo apunta hacia un ideal, una razón, una justicia.

 

En el amor

El sentimiento honesto, apacible, recto ante todo, y si está contrarrestado, el amor libre y la aventura. En general más idealista que pasional.

El introvertido: El amor y el espíritu son uno, sincero, cálido, su nobleza se confunde con el ideal religioso.

El extrovertido: un transporte que rompe las medidas del ser, una exaltación, el amor y el mundo son uno, audacia en la conquista, sentimiento de libertad, el amor caballeresco.

El conformista: sentimiento familiar y social, la mujer y los hijos son el centro de su vida, generoso, protector, la pasión contenida en el orden de su existencia apacible; necesita una mujer sana, alegre, que pueda imponer a su relaciones, la dueña de casa.

La mujer de este tipo: feminidad marcada por la dignidad, tiende al amor burgués, tolerante, amplia, tiene horror al escándalo, su sueño: la vida abundante; no soporta la baja estimación.

El rebelde: El sentimiento se afirma en todo su rigor, sublevado contra los obstáculos del medio; o íntegramente idealista, no transige más que con su pasión, exaltación, expresión aristocrática; amor noble, sublime; el ideal común.

La mujer aquí: prueba la aventura, quiere mantener su independencia, el romance ardiente; en el matrimonio: Libertad respectiva.

Su conflicto: diferencia de clases o ideología; frecuentemente soltero por su tendencia a la idealización. Le atrae la unión con extranjero.

Sus relaciones con la familia. Habitualmente confiado espontáneo, contento si recibe suficiente afecto, pronto madurará afectivamente logrando superar sus contradicciones, de lo contrario le será difícil sobrellevar sus problemas. Si admira a su padre muy autoritario, y no lo iguala, tendrá un fuerte complejo de inferioridad y su padre será un rival.

 

Sus relaciones con los amigos

Sabe hacer amistad rápidamente; numerosos amigos, con ellos es obsequioso, atento, afectuoso, leal, servicial, benevolente, simpático, protector; pero también hace muchas promesas que olvida.

 

Profesiones

Necesidad de independencia o de solidaridad; afirmación, deseo de distinguirse, de jugar un rol. Organizadores, directores, dignatarios eclesiásticos, abogados, magistrados, jueces, filósofos, banqueros, profesores; altas finanzas, educación física, asistencia social, política, legislación. Viajantes de comercio, representantes, interpretes; exportación, exploración, publicidad, grandes negocios, turismo; guías, inspectores, deportistas; todo lo relacionado con caballos, bosques, maderas, lana, zapatos; almaceneros, cajeros, hoteleros; la fotografía, el dibujo; caza, ganadería. Los asuntos con el extranjero, misioneros.

Lugares

Haras, establos, canchas deportivas, gimnasios, compañías de transporte, turismo, embajadas, ministerios, iglesias, centros culturales .

 

Actitudes en el trabajo

Trabajo variado, ritmo discontinuo, competencia.

Le conviene la carrera liberal, pero también trabaja muy bien en equipo, se anima con el rumor múltiple de un taller o de un equipo. Como jefe: paternal o autoritario; con el igual: camarada; con su superior: respetuoso o indisciplinado. Generalmente tiene gran éxito, excepto el tipo rebelde que tiene grandes altibajos. Su debilidad: dormirse sobre sus triunfos y ganancias.

 

En las finanzas

El rebelde: un despreocupado, no es un hombre de negocios.

El conformista: conquista financiera, alto tren de vida, pródigo, burgués.

El aventurero: Le apasiona el juego, la especulación, el riesgo.

 

En la política

Posee un sentido social acusado, tolerante y conciliador (Gandhi, Gladstone), o rebelde y hombre de oposición (Franco, Churchill, De Gaulle).

 

En el arte

Produce el Musset de las pasiones violentas, el kipling viajero, el Dostoyewski libertario, los huraños y rebeldes Beethoven y Berlioz, el religioso César, Frank, el faunesco Rodin.

 

Regencia anatómica

Muslos, cadera, nalgas, fémur, ilíaco, región sacra, nervios ciáticos e isquión, hígado, pelvis, arterias y venas de estas zonas.

 

Salud

Vigorosa en general, atlética. Sus desórdenes están en relación con el metabolismo, asimilación, combustión. Adicto a la abundancia alimenticia, fatiga y congestión de origen hepático, perturbación de la función biliar, ictericia, cirrosis, hepatitis, nauseas; inflamaciones y fiebres bruscas, pero se disipan rápidamente, aunque sujetos a recaídas; dolores de cintura, lumbago, ciática, reumatismo, dislocación de cadera, caídas de cabello.

 

Naturaleza física

El rebelde: Esquizotímico, morfología retraída, delgada, cara alargada, estrecha, perfil acusadamente convexo, predomina la nariz saliente tipo dinámico.

El conformista: Ciclotímico, morfología dilatada, bastante gruesa, expresa una vitalidad expansiva, perfil redondeado, tinte coloreado, nariz carnosa, mentón grueso. El sagitariano con la edad tiende a la gordura abdominal, la barba tupida compensa una calvicie generalmente muy precoz. Rostro ovalado, frente amplia, buena estatura, formas plenas, ojos grandes, voz clara y melódica, mirada franca y paternal.

 

El retraído: su marcha es firme, libertad de movimientos, deportivo en su manera de ser y en el vestir; la mujer prefiere la libertad y la fantasía, ropa deportiva.

 

El dilatado: cuidadoso, modales refinados, irradia simpatía, calma, correcto en el vestir, sabe llevar arrogantemente una decoración; aquí la mujer es elegante, las buenas maneras, la educación, o un lujo exhibicionista.

En general el sagitariano da una impresión de dignidad, de sencillez unido a una altivez natural; inspira la acogida libre, la bondad o el respeto; su soporte a la ves ardiente y sereno presencia siempre humanista.

 

BIBLIOGRAFIA: "Traité Practique D’ Astrologie" - André Barbault.

"Belier" - "lión" - "Sagittaire"- André Barbault.

"Defensa e ilustración de la astrología" - Andre Barbault.

"Astrología Racional" - Doctor. Adolfo Weiss.

"L’Astrologie" - Joelle de Gravelaine - Jacqueline Aimé.

"Astrology for all"- Alan Leo.

"A to z Horoscope Maker and Delineator" - Llewellyn George.

"Astrología para todos" - Evangeline Adams.

"Diccionario de astrología" - Nicolás de Vore.

"Vocational Guidance by Astrology" - Charles E. Luntz.

 

Gráfico con rasgos faciales de Sagitario.

 

 



Barra de navegación

 

1