Make your own free website on Tripod.com

ELEMENTO AGUA

Lección de Elementos Básicos de Cosmobiología tal y como se la transmitió el Jñàni Diksha Sat Arhat Dr. David Ferriz Olivares, a su Discípulo, el Respetable Bháva Jñàpika Satya Gurú.

Jamás tendremos derechos reservados o prohibido reproducir las enseñanzas que presentamos. Pero, rogamos respetarlas, no sobreescribirlas ni darles absolutamente ningún costo. El Maestre Ferriz no les dio costo alguno, ni en forma de cursos (siempre dio cursos sin costo), ni en ninguna otra forma. Pedía no ser horoscopistas y llamaba a la horoscopía: “El nivel más bajo de la Cosmobiología.”

 

Agua: FRIO + HUMEDO

Inercia flexible.

Negativo, femenino, pasivo, receptor.

 

CLAVE: SENSITIVIDAD. Despliegue, extensión.

El alma, astral; anhelos y procesos sensitivos, la vida psíquica, el inconsciente, el mundo de los sueños. Representa el medio interior donde los instintos y los apetitos se mueven. La fecundidad, simboliza la gestación. El obstáculo, las pruebas indispensables.

 

Naturaleza:

Acuosidad, disgregación, dispersión, recepción, inestabilidad, circulación, ablandamiento, atenuación. Estado de licuidad, relajamiento, elemento de base o de pasaje, la materia viviente o móvil en el estado de detención, sumisión, pasividad, plasticidad, disponibilidad, lentitud.

 

Húmedo (unión) y Frío (retención), el Agua representa el estado líquido de plasticidad, de relajamiento de la materia, enteramente de receptividad y de pasividad, que se adapta según las impresiones recibidas. Este es el elemento de base, el medio vital original, la masa primordial, fecundada por las riquezas que ella asimila, creadora su es animada por la acción del calor. Ella ablanda, mezcla, embebe, asimila, llena, disuelve, interioriza, reúne en una sola masa. Maleable, inestable, en continua movilidad temblante, sumisión impresionable. La calidad de húmedo muestra el efecto plástico, variable, carente de forma propia, que se amolda a cualquier recipiente donde se le vierta; la cualidad de frío, es la causa de la resistencia interior a la presión del exterior, produciendo una íntima cohesión de sus partes, la estrecha unión de sus partículas.

 

Orgánicamente

Es el medio vital donde se elabora el nacimiento del germen, la simiente femenina, la linfa, las secreciones y las mucosas.

Hipertendencia a los elementos acuosos y albuminosos, hipersecreción de todas las glándulas; formación excesiva de flema y suero; demora en los procesos metabólicos.

 

Fisiológicamente

Corresponde al temperamento LINFATICO caracterizado por el predominio de la apariencia digestiva y de la función de nutrición asegurado por la linfa o el plasma de la sangre. El régimen dominante es aquel del estado vegetativo, del reposo, de la inercia, del sueño, de los movimientos reflejos.

 

La resistencia a la comprensión, característica específica del elemento Agua, se manifiesta como una reacción que en el dominio orgánico - fisiológico se produce por medio de los nervios y que en lo psíquico - mental provoca la impresión de una voluntad activa.

 

Morfología

Dilatada y átona.

 

Psicológicamente

Este es el reino del instinto conservador que da un lugar importante a la memoria, a los recuerdos, a las costumbres, a las impresiones recibidas, a lo adquirido. Por el renunciamiento a la acción, es también el abandono a la vida interior, a la inconsciencia, a la fantasía, a la imaginación, al sueño, a la contemplación, a la invasión de la sensibilidad psíquica. Simboliza el tipo de personalidad pasiva que en su plasticidad carece de automovimiento. Da lugar a una naturaleza blanda, tornadiza e indolente, incapaz de enérgicos esfuerzos volitivos que se “deja llevar”; que solo busca la inactividad física, la tranquilidad, el silencio y la paz, ama su comodidad y teme a la obligación; que concede gran importancia al sentimiento, se abre con predilección a todo lo romántico y se entrega a los sueños melancólicos y a la fantasía. Pasión predominante: La prosperidad material. El sentimiento de alegría exige como condición previa la pasividad física. Busca el afecto y las sensaciones instintivas.

 

Tolerante hasta la indiferencia, negligencia, irresponsabilidad; reacciona poco antes de la acción, pero se adapta conservando su personalidad. Circunspecto, apacible, lento, apático, detesta la soledad y busca ligarse afectivamente, pero es versátil e inconstante, ama el bienestar.

 

En sus facultades intelectuales predomina el instinto conservador, la memoria, el pasado, las colecciones, los hábitos, el amor a la naturaleza; deficientemente es flojo, temeroso, sumiso, imitativo, ávido, con excesiva sugestibilidad, mediúmnico, predomina la timidez, lascivia, tristeza, conformismo, desidia. En sus correspondencias humanas puede ser asimilado a la sensibilidad profunda del ser donde ella constituye el medio interior inmóvil, en perpetua evolución; de otro modo decimos es el “alma”, con el mundo de sus sensaciones o de sus tormentos, sus apetitos, instintos, remolinos obscuros, y también sus sueños e intuiciones. El agua evoca la emanación continua de los sucesos interiores y, por consiguiente, ella es análoga a la vida psíquica del ser.

 

TRIPLICIDAD DE AGUA

 

Los tres Signos que representan este elemento son

CÁNCER - ESCORPIO - PISCIS.

En cada uno de ellos prevalece una cualidad primitiva del elemento que las rige, tenemos así:

 

En CÁNCER la cualidad primitiva dominante es: FRIO + HUMEDO (prevalece lo húmedo), pero con una porción de SECO.

En ESCORPIO la cualidad primitiva dominante es: FRIO.

En PISCIS la cualidad primitiva dominante es: HUMEDO.

 

CÁNCER

En la combinación prevalece lo húmedo, pero recibiendo un aporte de Seco, que asegura una energía alejada tanto de la inflexibilidad de Escorpio como de la sumisión de Piscis; es una fuerza que se hace sentir en forma dócil y no obstante insistente, con perseverancia, pero de modo transformable, obra de manera progresista y revolucionaria. Favorece la mejor manifestación de la idea mediante la forma y la armonía.

 

Es el agua del manantial, de la rivera y de los ríos, de la fuente viva y fresca que brota espontáneamente o que oscila perpetuamente entre el flujo y el reflujo. Es también el agua de la vida prenatal.

 

El ser replegándose en su concha o en la intimidad del hogar para soñar con su pasado o con su futuro, o en la aventura de fundar un nuevo hogar.

El balanceo continuo del alma, entre el desarrollo y el enroscamiento (como el flujo y el reflujo marino), entre el desenvolvimiento del niño y la protección maternal, el pasaje entre el hogar que se abandona y el que se funda, con los lamentos y las aspiraciones, la nostalgia del pasado y el descubrimiento del futuro, hacia las posibilidades del porvenir.

 

Todo el devenir y las transformaciones del alma se expresan aquí, así como la ambivalencia o la doble naturaleza, a la vez replegada y aventurera, concentrada y disolvente, digestiva y poética, corporal y espiritual, concreta y soñadora. También sus tendencias a la introspección y al narcisismo.

En lo psíquico se manifiestan adaptabilidad y susceptibilidad a buenas influencias, viva fantasía, naturaleza suave, retraída y encogida, y virtudes caseras. Mentalmente en los individuos desarrollados, de una excelente memoria y alto don reflexivo. Deficientemente son tipos flojos, pasivos, intelectos perezosos hasta la indolencia, mediúmnicos, hipersensibles, ingenuos.

 

ESCORPIO

El predominio de Frío excita la resistencia inflexible de la personalidad a toda expansión, a toda dispersión, lo que en desarrollo directo lleva al símbolo de la voluntad violenta, despótica, implacable de afán que no reconoce obstáculos, y de potencia y profundidad mentales casi excesivas para el organismo. En todos los dominios de su manifestación, la energía intrínseca del signo, provoca extremos: la procreación en el sentido instintivamente animal, la generación y la regeneración exuberantes, la proliferación regenerativa en todos los planos, el genio abundante de pensamientos profundos, pero también el criminal más cruel.

 

Es el agua pantanosa, turbia y pesada, durmiente en apariencia, pero sordamente sacudida por sus fermentaciones explosivas o sus remolinos interiores. El agua estancada y corrompida, de la muerte y del renacimiento; así mismo de ese barro de la putrefacción pueden salir las flores más bellas. El ser en sus tormentos interiores, entre el deseo y la muerte, el drama íntimo, las convulsiones. El escorpión con su aspecto amenazador, con sus pinzas que sobrecogen, su dardo en la cola que aleja cuando no hiere cruelmente a sus semejantes o a él mismo. Si la destrucción es inherente al destino de los nativos de este signo, la regeneración se ofrece a ellos como un camino liberador.

 

En la evolución constituye un signo importante y decisivo: cargado de energía pujante, el hombre se encuentra ante la puerta cerrada que debe abrirse para dejarle paso libre al conocimiento. Si se logra forzar la puerta, llegará a las regiones puras de lo espiritual; si no lo logra recaerá en el mundo pesado de los sentidos, condenado a desperdiciar allí sus energías.

 

Son perseverantes, reservados; sensibilidad delicada, dominio de sí mismo, comprensión rápida; extremadamente ambiciosos, que se vuelven malignos si son irritados, carácter que puede actuar en el peor sentido, manifestándose en forma dura, brutal y libertinamente sensual, venganza, astucia y artimaña, adictos a la mentira y al engaño, apasionado y celoso, cínico.

 

PISCIS

El predominio de Húmedo favorece la recepción de influencias y energías superiores por la personalidad pasiva. Sumisión, servicio paciente, de acuerdo con las aspiraciones de la fe en sentido superior, que se expresa también en la forma de cumplir el culto religioso más o menos fiel a los preceptos y mandamientos dogmáticos.

 

Es el agua de la inmensidad oceánica, que lleva engulle o que disuelve lentamente. El ser frente a lo ilimitado, lo universal, delante del remolino del espacio y del tiempo, vacila entre el éxtasis místico y la torpeza vegetativa. El inconsciente colectivo de la humanidad.

 

La dualidad es acentuada aquí hasta la distorsión o la distensión: los dos peces, colocados en sentido inverso, tendiendo a escapar el uno del otro, pero quedando sin embargo ligados por una especie de cordón. Advirtiendo que ellos son necesariamente prisioneros del elemento acuático que los envuelve, sin poder salir de la superficie. Sin embargo ellos evolucionan con comodidad, a pesar de los múltiples y secretos peligros que los amenazan, en éste ambiente extraño y maravilloso, inmenso e insondable.

 

Fidelidad al formalismo, naturaleza psíquica, facilidad para abstraerse, sentimientos sociales alegres, comunicativo, pacífico, hospitalario, muy influenciable por el ambiente, sumamente impresionable; sacrificio, vacilación, negligencia, inseguridad, inestabilidad, sin voluntad propia, falto de responsabilidad, adicto al secreto y a la sugestividad mediúmnica.

El espectro mental oscila entre los extremos: la comprensión e intuición y la pereza y el desinterés intelectual; inhibición, servidumbre.

CANCER

ESCORPIO

PISCIS

Sensitividad.

Energía contenida.

Retraimiento.

Busca la persistencia.

Busca la regeneración.

Busca la fe.

 

En elemento agua las pruebas a superar son de carácter sensitivo y psíquico.

 

El triángulo de Agua está relacionado con la palabra CALLAR.

 

BIBLIOGRAFIA:

 

“L’Astrologie” Selo Morin de Villefranche - J. Hiéroz.

“Traité Practique D’Astrologie” - André Barbault.

“Astrología Racional” - doctor  Adolfo Weiss.

“L’Astrologie” J. de Gravelaine - J. Aimé.

“Les Cahiers Astrologiques”- A. Volguine.

 

 

Así como la Alquimia ha sido mantenida cuidadosamente en el secreto, la Transmutación mental no puede ser divulgada a todo el que llegue. El Espíritu, como los metales y los elementos, puede cambiar de estado, pasar de una condición a otra, mediante una variación vibratoria.

 

Este Arte Mental es la Verdadera Transmutación Hermética pero el peligro de la enseñanza está en que, al ser divulgados tales datos, pueden ser utilizados por la fuerza del mal. (No arrojéis perlas a los cerdos).

 

Es precisamente de estas Ciencias Sagradas de la Antigüedad de donde ha nacido una Ciencia Oculta, la necesidad del esoterismo, de escritos que velan una parte de la enseñanza, de pántaclo y Clave para descubrir el verdadero pensamiento de un autor y las combinaciones de capítulo y versículos; llamadas e índices para permitir a los lectores iniciados encontrar de veras la auténtica significación de ciertas páginas obscuras...

 

Detrás del nombre conocido, con su tiempo y su espacio, con sus hábitos, sus cosas visibles, etc... se oculta la REALIDAD, la Verdad Fundamental. El silencio es indispensable, por que los discípulos no preparados están siempre listos a divulgar, por inconsciencia algunas veces; otras ocurre con ciertos discípulos insuficientemente preparados que no pudiendo continuar el camino árido de la iniciación, la abandonan llevándose, sin embargo algunas lecciones, algunos arcanos. Gracias al Silencio del Maestro sobre los verdaderos secretos, los discípulos poco responsables no pueden emplear ni hacer uso alguno de las enseñanzas recibidas durante su permanencia en el sendero y de las notas tomadas en su centro; antes bien, muy frecuentemente pierden el provecho de las enseñanzas porque, de las 4 palabras iniciáticas, la última

 

CALLAR

 

es desde la antigüedad, la más importante.

 

“Los Grandes Mensajes” – Por el Sat Gurú Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Versión del Jñàni Diksha Gurú Dr. D. Ferriz O.

Cuarto Mensaje / 402

 

El elemento Tierra simbolizando el primer centro ha sido caracterizado por el elefante, animal pesado, terrestre, lento, ligado fuertemente a la materia; en cambio en el segundo centro es el Agua la que se encuentra simbolizada con un animal acuático. Hay que recordar que el elemento Tierra está representado en Grafía por un triángulo con la punta hacia abajo atravesado por una línea, así como el elemento Agua por un triángulo con la punta hacia abajo sin la línea transversal, los cuales denotan los dos primeros elementos inferiores, por lo cual nada sorprendente es encontrarlos también respectivamente es estos dos primeros chakras que caracterizan todavía el mundo material, pertenecen al dominio de la involución, de la personificación, del personalismo, de la personalidad (en los grados iniciáticos personifican a los novicios (GETULS) y a los afiliados (GAG-PA) ).

 

SVADISTHANA

“Yug Yoga Yoghismo / 240 – Sat Gurú Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Traducción del Jñàni Diksha Gurú Dr. D. Ferriz O.

 

EL AGUA

El agua es el elemento receptivo, disolvente y fecundante.

La corriente llamada positiva es caracterizada por la actividad, el movimiento expansivo, pero de un movimiento que se propaga al infinito, sin encontrar obstáculo, de lo cual sólo resultaría el agotamiento progresivo de su impulso y su detención. A fin de que cualquier cosa se produzca, faltaría que el movimiento inicial encuentre otra manifestación de energía de donde resulte a la vez un choque, una contra - acción y una interacción. Esta sería la segunda corriente como polaridad opuesta, no sólo negativa, sino receptiva que por acción magnética, juegue a la vez el rol de obstáculo, de conductor y de receptáculo de la primera corriente. Es gracias a esta segunda corriente, que se cumple esta interacción interior y recíproca: tensión, condensación, fusión; debido a la necesidad de los elementos de retornar a su estado de indistinción y de unidad primera. Más, de la interacción polarizada (la suma de los elementos) resulta un tercer elemento. Es aquí que interviene el rol preeminente del Agua, primordial en toda creación y en todo nacimiento.

La fusión de los elementos polarizados se opera en tres fases, debido a la acción combinada del Fuego y del Agua:

 

·         1- Atracción magnética, choque disolución de los elementos. 

 

2- Ellos retornan así al estado original, a la promateria Nou, el Agua primordial, la matriz cósmica. Este es el pasaje de los elementos, para retornar disueltos, licuados en el océano de las potencialidades infinitas donde flotan gérmenes de todas las cosas.

·         3- Y entonces crean el tercer elemento que nace de la fusión polar.

 

En Egipto la promateria Nou era asimilada a una masa de agua “Nou”, la fuente inagotable en donde son potenciados, para poderse realizar, todas las manifestaciones materiales... Nou no solamente presentaba una aglomeración de promateria, sino todas las fuerzas de la naturaleza en germen, en estado latente, representada simbólicamente por tres cienos colocados arriba de la bóveda celeste. La palabra Nou se representa como una espiral, la espiral del movimiento del Universo encontrándose “bajo la superficie de las aguas”, es decir, en estado latente, de reposo; como también significa ser, existir la espiral de las fuerzas naturales saliendo encima de la superficie de las aguas.

 

El carácter de resolución propia en el Agua es indicada en su nombre sánscrito “AP”, de Api - i que quiere decir “resolverse, anularse en” de Ap = agua e I = concluir. La acción resolutiva del agua descompone las formas y vuelve a llevar a un estado substancial propio de la re-creación de nuevas formas. Puede relacionarse también el nombre del Agua Ap a aquel del Toro sagrado Apis. Tauro es el signo de la substancia - Materia, de la substancia - madre y su complemento Escorpio, que es aquel del segundo nacimiento por disolución.

La conexión Tauro - Escorpio simboliza la substancia y su disolución en vista de su impregnación por la Esencia que, en Tauro engendra el cuerpo físico y en Escorpio el cuerpo espiritual.

 

El Agua contiene los gérmenes de todas las cosas en el estado latente, potencial, el Agua es el medio que hace posible la germinación, contiene todas las posibilidades de generación, con el concurso de las corrientes positivas. El carácter esencial del Agua, la receptividad disolvente, fecundante es ligada a aquella de la Tierra, receptiva, plástica, formativa; los signos de Agua y Tierra son todos negativos, complementados por los positivos Fuego y Aire en su actividad expansiva, transmutadora, para cumplir el nacimiento y la reformación de todas las manifestaciones.

 

CANCER

Gestación, nacimiento.

Energías disociativas y de individualización.

Sattva - Guna, esencialidad.

Corresponde a la energía del plan cósmico limitándose bajo la forma y en la consciencia individual. Esta energía es aquella del germen que, fecundado por la unión de los Principios positivos y receptivos, va a desenvolverse.

 

El jeroglífico de Cáncer es así la imagen del proceso de gestación preparando el nacimiento, aquella de la vida en el huevo, dos elementos gérmenes que pueden suponerse de polaridad opuesta tornándose uno alrededor del otro, atrayéndose y complementándose para engendrar los órganos más y más diferentes de un individuo. Estos dos gérmenes pueden compararse a los principios seminales, espermatozoide y óvulo, a los rudimentos de una nebulosa, de un átomo, de una célula viviente.

Simboliza el origen de la célula, de la individualización de la Energía - consciencia, aquella de todas las formas separadas, participa también en el fin de las cosas. Observando el espiral que representa las fuerzas de la Naturaleza que se hallan bajo la superficie de las aguas, en el jeroglífico egipcio de este elemento, que es exactamente aquel que se repite dos veces (el símbolo de Cáncer), muestra las dos fuerzas potenciales, de polaridades contrarias en movimiento en el agua. Él figura el líquido del órgano maternal. También representa la casa paterna, aquella del origen, del nacimiento del individuo al mundo sensible y a todas las circunstancias a las que esta ligado, igualmente el fin de la vida, los espirales de Cáncer pueden considerarse como el cumplimiento de la inseparable vida - muerte.

 

Es representado por un cangrejo, los crustáceos como este, son animales que viven bajo un caparazón protector, en el interior del cual corre su existencia como aquella del germen en el seno del huevo, la fase preparatoria de la eclosión del huevo, de la incubación. Los crustáceos son extremadamente prolíferos, el cangrejo hace alusión, por una parte a la vida germinativa y por otra, a la fecundidad.

 

Cáncer también quiere decir coraza, la envoltura protectora del grano, del huevo, de la matriz humana o el cuerpo físico dentro del cual se elabora la evolución del hombre, y todavía, sobre el plan colectivo, toda institución protectora, familiar, social o religiosa, a la sombra de la cual transcurre la vida comunitaria. Si Cáncer preparara el nacimiento a la consciencia individual, Capricornio prepara el nacimiento a la consciencia cósmica.

 

Los cancerianos tienen fases cambiantes, inestables, versátiles, paradojales; están muy ligados a las tradiciones, costumbres e influencias hereditarias; esta mezcla de inestabilidad y de apego a los hábitos se traduce tanto por la excitación como la obstinación. Se distinguen por el carácter muy sentimental, la sensibilidad condiciona sus reacciones, devoto, retraído.

 

El tipo superior es de un afecto natural activo que se manifiesta más allá del círculo familiar, en el dominio social, de una fidelidad a toda prueba, generosos, van hasta el sacrificio total de su persona a los suyos: padres, amigos, patria. Sin embargo este sacrificio puede degenerar en intolerancia y autoritarismo de tiranía devota.

 

Ellos sienten gran atracción por las cosas terrenas, amantes del confort, muy persistentes con sus deseos, pero generalmente tienen poca iniciativa.

 

ESCORPIO

Transmutación, renacimiento.

Energías de asociación, coordinadoras, sintéticas.

Tamas - Guna, realización en la materia.

Escorpio disuelve la sustancia y la consciencia individual, a fin que las energías evolutivas puedan operar una nueva asociación coordinadora y sintética preparando a un nuevo nacimiento interior o a la muerte. Esta fase de la evolución puede compararse a aquella de la metamorfosis, donde los elementos de la oruga en la oscuridad, el silencio y la inmovilidad de la crisálida son enteramente reducidos a esa sustancia amorfa y aparentemente sin vida, que en la fase humana de la manifestación orienta al hombre hacia el estado superior. 

 

La muerte y la transformación de la oruga, caracteriza los efectos de la energía escorpiana que se producen sobre otros planos del ser. La “muerte” que precede y prepara las iniciaciones, todas las grandes crisis interiores que atraviesa el hombre y que operan una transformación fundamental en todo su ser, la disolución interior que da lugar a un segundo nacimiento, el nacimiento del hombre espiritual. En la serpiente, la energía de la transmutación, la serpiente del fuego sagrado, el kundaliní. El Escorpión es también simbolizado por el águila o el fénix, la imagen del escorpión triunfante.

 

Es el signo del misterio y del secreto, de las potencias internas del ser, de las facultades psíquicas, de la Iniciación. El carácter fecundante del escorpión se expresa también sobre el plan fisiológico como signo de la generación sexual, (complementario de la receptividad de la misma naturaleza de Tauro), pero en sentido superior es aquella de la transmutación de la energía generatriz. La psicología del escorpión puede asimilarse a un estado volcánico, manifestándose por una fermentación interior intensa. 

 

El signo presenta los caracteres más diversos, pasando de un extremo a otro, desde el tipo más inferior hasta el genio y el superhombre.

Estos hombres son siempre enérgicos, inteligentes y lúcidos; tenacidad, don de observación, crítica aguda; están sin embargo envueltos por pasiones y deseos, sed de dominio, de placeres materiales, fuerte sexualidad que degenera algunas veces en sadismo destructor de otros o de sí mismos, celosos y muy susceptibles, adictos a la hipocresía, mentira y venganza.

 

Se ven atraídos hacia las cosas ocultas, las investigaciones; saben crear un ambiente de fascinación y magnetismo a su alrededor; les es fácil penetrar en el mundo sobrenatural. El tipo superior orienta sus energías hacia las realizaciones de orden espiritual, logrando ser maestros de sí mismos, la redención y liberación del mundo inferior.

 

PISCIS

Fusión mística.

Energías de sublimación.

Rajas - Guna, actividad transitiva, transformadora.

Este signo marca el término de la evolución cíclica sobre un plan limitado, la disolución de toda forma y el nacimiento al estado divino.

El tercer aspecto del agua es aquel de la disolución activa hasta la transubstanciación simbolizada por el bautismo.

Es el pasaje de la vida manifestada a la vida no manifestada, representa también la vida después de la muerte; el mundo del tiempo, del espacio, del movimiento y de las formas cesa de existir.

 

Es el agua Crística, de la purificación, de la vida y la ley nuevas.

Como último signo de la ronda zodiacal, son el fin, la síntesis y la disolución que preceden a un nuevo ciclo. Piscis representa a la vez lo temporal y lo eterno y la unión entre estos dos modos de la vida.

 

La energía de los peces se expresa por la fusión absoluta, el sujeto se absorbe en aquello que contempla; realizado en su perfección el tipo Piscis da los grandes místicos; la vocación a la vida religiosa.

 

Ellos son perfectamente capaces de razonamiento y lógica, pero su comportamiento es siempre determinado finalmente por la valorización del sentir y de sus modos, sensibilidad, sentimientos, sensorialidad, esto da a sus actos la apariencia de inconsecuencia. Su sensibilidad es particularmente afinada desde el punto de vista psíquico, oculto y espiritual. Su psiquismo es tan arraigado que ellos son indiferentes a las consecuencias prácticas de su variabilidad de impresión y de conducta, consecuencias que, algunas veces trágicas hacen su vida melancólica, con reputación de debilidad, de desorden, y de negligencia. Son naturalmente más llevados al sueño que al trabajo. Sienten profunda necesidad de afecto, son fieles a aquellos que aman, pero su tendencia indefinida e indecisa y cambio hace que sus apegos sean numerosos. En general son seres simpáticos, humanos, afectuosos y lastimeros. 

 

Signo relacionado con la soledad, sufrimientos, abstinencias, tentaciones.

Potencialidad y variabilidad son las características de este tipo atraído por el cielo, pero generalmente dominado por la tierra. El oscila entre las posibilidades diversas, entre los contrastes que el sufre y manifiesta, pero que raramente el logra coordinar. El vive a la vez bajo la influencia de los mundos visibles e invisibles, frecuentemente atormentado por la imposibilidad de conciliarlos, de tomar una dirección y de encontrar su verdadera vía.

 

“Le Zodiaque” - M Senard.

 

El segundo grado de la Iniciación será el del Agua. Esa prueba era bien conocida entre los Antiguos y ciertamente el bautismo de los cristianos es uno de sus restos. Los manantiales, las riveras, el mar, desempeñaron su papel en la materialización simbólica de esa evolución espiritual.

 

El océano, los mares, son María, “Maris - Stella”, el Astro de los Mares.

 

Es Espíritu del Muy Alto descendió sobre María y la cubrió con su sombra. En el Génesis ese mismo Espíritu, Ruah Elohim, había descansado en el seno de las aguas y es de esa copulación misteriosa que nace el fenómeno de la Vida: el Hyle, Latex virginal, elemento de Pasividad Universal. Los cielos, Shamain, sobre los cuales descansaba el Ruah Elohim, eran compuestos de “Aleph Shin”: Ignis, el Fuego, el Espíritu, y de Aqua (Mem - Yod, Sameck): Mis, las aguas.

 

Los más antiguos textos cuneiformes caldeos, certifican la existencia de un Principio primordial: En - Lilla, el señor de los Dioses o de los Aelohimas, y de un Principio Secundario: Ea, que representa las profundidades de las Aguas o el Agua Primordial.

 

Plutarco (Iside et Osiride, XX) escribe: la Luna posee una Luz generadora que multiplica la humedad dulce y favorable a las generaciones de toda clase (fluido caótico primordial) y las obras de Luna se parecen a las que son realizadas por la Elocuencia y la Sapiencia. Se había dado a Isis el atributo de la Luna, y a Osiris el del Sol para probar su relación. Puesto que la Luna toma su luz del Sol (como María tomaba su existencia a Dios), se le llamaba también: Selene. Isis significaba también en egipcio: Antigua. Se le daba el nombre de Demeter, significando Madre de Dios, no solo tiene Isis al niño Horus en sus brazos o la Cruz en la mano como la virgen (el mismo signo zodiacal VIRGO les es consagrado) sino que también la Luna está debajo de sus pies y el mismo nimbo brilla alrededor de su cabeza. Es también el IACCHUS Jeshú, de los misterios de Eleusis, más grande aún lanzándose de los brazos de Demeter, la Diosa Pantea.

 

Siempre fue un pensamiento teogónico admirable presentar a la adoración de los hombres una Madre Celeste, cuyo niño constituye la Esperanza del Mundo: Diana con el creciente.

 

El filósofo Ocellus Lucanus (en “De Universa Natura Pars Physica”, Cap. I Texto XII), describiendo la creación, enseñaba que el FUEGO (puro) engendraba el AIRE por un movimiento continuo (aspiración del Spiritus Sancti hacia el Padre, Luz Absoluta). El AIRE engendra el AGUA: el Udor, en griego (María, las Aguas, los mares, la naturaleza naturante, encima de los cuales dominaba el Ruah Elohim). En fin, el AGUA engendra la TIERRA (natura naturada, creación cumplida).

 

En el “Prometeo Encadenado” de Esquilo, cuando el Dios y redentor se dirige al principio del primer relato anapéstico a los Dioses, rectores del mundo, el invoca ante todo el Aither divino: Dios Aither, que designa al Señor supremo de los mundos. Después llama a los soplos poderosos y rápidos: “Taquioupteroi Pnoai” (los rayos del espíritu divino); finalmente, llama a los manantiales de los ríos: ”potamonte pegai” (las Aguas Virginales, primitivas y fecundas), dando así, Él, figura crística, en dos versículos, toda la cosmogonía moisíaca, así como el Gran Misterio de María.

 

Philipus Aureolus Bombast Teophrastus Paracelsus (“de Pestiltate tract. I. Cábala”) dice que los tres principios, “sal, sulphur et mercurius”, constitutivos de los dos elementos, solo tuvieron una madre y esa madre fue el AGUA de la cual procedieron, pues cuando el mundo fue creado, el Spiritus Dei fue llevado (vhebatur) sobre las aguas. Gracias a la palabra “Fiat”, el Agua fue creada ante todo y es de ella que fueron generadas todas las criaturas del universo, animadas e inanimadas.

 

Sobre las pilas del bautismo arcaicas se colocaba a menudo la inscripción del Pez nadando en el Agua. Era el “Ichtus Soter”: el Pez Salvador. De igual modo como el pez está en el agua en su elemento esencial y no puede ser separado de ella, también el Cristo reside en el seno de su madre, de ella misma, que es el agua y se complace siempre en ella. En las esculturas antiguas, el pez emblema de la fecundidad y de generación universal, siempre acompaña a la Luna (principio femenino) a la cual es consagrado. Los astrólogos conocen bien el hecho de que la Luna es exaltada cuando está en el signo de Piscis. El equinoccio de Primavera tiene lugar cuando el Sol termina su curso en el signo de Piscis y el equinoccio de Otoño se verifica cuando ha terminado su recorrido en el signo de Virgo.

 

“Propósitos Psicológicos” Volumen II Tomo VII / 37 – Sat Gurú Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Traducción del Jñàni Diksha Gurú Dr. David Ferriz Olivares.

 

Moisés que significa “salvado de las aguas” (Exodo II - 10) caracteriza al Moisés insuflado de Elohim equivalente de Mesía, que escapa a la influencia del Mundo físico. El sería la sabiduría divina que corresponde a la noción cristiana del Verbo (el Logos) o hijo de Dios (el Cristo). El Zohar dice aún (III - 181 a): “Fue la sabiduría Suprema quien golpeó a Ain para darle forma”. El ser divinizado así “escapa a las aguas” (salvado del mundo de la materia plástica).

 

“Propósitos Psicológicos” Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Traducción del Dr. David Ferriz o.

P. P. XI - Página 273.

 

Cuando la brecha sea restaurada en el nombre sagrado: la unidad habrá sido restablecida por el amor.

 

Para ello es preciso que todos los hombres sean “salvados de las aguas” (símbolo ya empleado en la historia de Noé, ese otro Arquetipo). El estado de aquellos que no son todavía “salvados”; es el Ereb-rab (como Moisés lo indica, en el éxodo II - 10), es decir, que no están todavía en la vista de “Schiloh”, las aguas que simbolizan entonces, el mundo fenomenal opuesto al mundo numenal. Ereb-rab, en hebreo, califica a la humanidad que, para Israel es la gran masa, todavía ignorante de la Torah. Así mismo, esos Hombres verdaderos, de los cuales habla la Biblia, son los Iniciados (Seis Adán y Seis sus chispas y sus miembros), son aquellos que han subido los escalones del Templo Esotérico, los hijos de Dios que son admitidos en el Santuario y que tendrán el derecho de penetrar en la Thebah (el arca).

 

“Propósitos Psicológicos” Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Traducción Dr. David Ferriz O.

P. P. XI - página 275.

 

CÁNCER

 

Ese signo llamado también “camarón” y dejado a menudo bajo su vocablo latino de “Cáncer” y por la misma razón del significado de ese signo, son espíritus de paradoja los que naceran entre el 21 de Junio y el 22 de Julio.

 

Ellos detestarán y se asimilarán mal a los procesos de la ciencia o los cambios sociales; por ello mismo serán poco sociables, salvajes a veces. En política serán más bien conservadores y en la discusión paradojales. Temerán a veces las controversias ya que son tímidos y poco emprendedores. Son excelentes subalternos, empleados de situación mediocre. Sus iniciativas son por lo general muy limitadas y sin envergadura. Gustan vivir un poco encerrados. Su tez es pálida a menudo sobre todo si la luna se halla igualmente en el signo (que es su domicilio). Muchos son de salud frágil y han caracterizado a menudo ese signo como simbolizando la ambición de los incapaces; no obstante, sabemos que un nativo no está jamás enteramente colocado bajo una sola influencia y otras características vienen a remediar a ese efecto. Sin embargo, las gentes de ese parte zodiacal, estarán a menudo bajo el poder de otras personas, se dejan influir fácilmente por una voluntad superior y de ese hecho son conducidos o actúan según el aviso de otros.

 

Ellos forman, por otra parte, admirables “médium”. En fin, con aquellos que ellos se sienten en confianza se desahogarán y darán signos de grandes amistades durables; su conversación será también más agradable. Se encontrará por otra parte entre los nativos de ese signo admirables charladores y muy buenos intermediarios en todos los sentidos.

 

Las mujeres serán espirituales, deliciosas y se les buscará justamente por esa timidez y ese aspecto gentilmente indómito.

“Propósitos Psicológicos” XVII Doctor Serge Raynaud de la Ferrière”; Traducción del Dr. David Ferriz O.

 

CANCER EN SIMBOLOGIA PICTORICA

 

EL CANGREJO.- (Para los nativos del 21 de junio al 22 de julio). El elemento "Agua" que reside en ese signo está ya caracterizado por el mar en la esquina derecha, pero también este elemento líquido simboliza el estado inestable de las personas de Cáncer. Cambiantes, extremadas, veleidosas, tienen una vida sobre diversos aspectos: viajes, noctambulidad, naturaleza dual. Primero el cuadro está dividido en dos partes (negro y blanco), lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño para recordar mejor el célebre axioma de Hermes Trismegisto "como es arriba así es abajo... etc.", lo que ocupa muy bien su lugar en los nativos de ese signo que con frecuencia penetran el misterio del gran problema de la vida. ¡Magia blanca! en ese dominio también Cáncer ofrece grandes posibilidades, pero a veces activo y a veces pasivo (blanco-negro), y también a veces es el operador y otras tantas veces el "sujeto". Por otra parte, las personas de este signo actúan en los dos planos con mucha frecuencia: esto está simbolizado por la línea ondulada que va de un lado a otro del límite horizontal blanco-negro. 

 

Una línea vertical azul oscuro relaciona la reproducción negra sobre el fondo blanco y el dibujo blanco sobre el fondo negro, abajo, de un rollo de esparadrapo, lo que puede definir la adhesión completa cuando los nativos se entregan a alguna cosa, pero igualmente en el blanco como en el negro, en el Bien como en el Mal, en todos los dominios del pensamiento... El dibujo puede representar un juguete o cualquier otro objeto, pues se trata de una representación gráfica de un estado que se ofrece en el dominio "de lo alto" como en el dominio "de lo bajo" sobre todo, y más que cualquier otra cosa. En el centro del lienzo el sello de Salomón con toda la filosofía que de él fluye, al igual que todo el misterio en el que hay que profundizar, está enmarcado por un triángulo verde con la punta hacia abajo (esperanza de penetrar en los principios de la encarnación): eso es la Involución; un triángulo rojo con la punta hacia arriba (es el ardor y el fuego sagrado en el dinamismo para elevarse hacia los conceptos divinos): eso es la Evolución. 

 

La parte verde dentro del fondo blanco es más oscura que el verde de la punta del triángulo en el fondo negro, a fin de mostrar el carácter material en los principios de la espiritualidad (el blanco) y la esperanza (el verde pálido) dentro de las concepciones materiales (el negro). El rojo sobre el negro es más pálido que el rojo de la punta hacia arriba sobre el blanco, a fin de simbolizar por una parte el dinamismo dentro del ardor de la base del triángulo (el plano material) y la agresividad (rojo más oscuro de la punta hacia arriba) para adquirir los "poderes", los "dones", las iniciaciones. 

 

Una vez más una repetición de que "lo que está arriba es igual a lo que está abajo" (a fin de que se cumplan los milagros, etc...) del célebre axioma; está simbolizada por el mar agitado, el océano de la vida en furor, al igual que el cielo nublado y lleno de tormenta, los obstáculos, las dificultades sobre cualquier dominio de la existencia. Movimiento, actividad, los nativos son tímidos, retirados, ¡pero también capaces de grandes cosas cuando se toman la molestia! Pueden ser ardientes aunque son generalmente pasivos y negativos, convirtiéndose en combatientes extremos para el objeto de su deseo.

 

 

“Arte en la Nueva Era” Sat Gurú Doctor Serge Raynaud de la Ferrière; Traducción del Jñàni Diksha Gurú Dr. David Ferriz O.

 

CANCER

 

Signo de AGUA

Frío y húmedo con una proporción de seco; negativo, femenino, nocturno, pasivo; fecundo, flemático, mudo, doméstico, maternal.

 

Simbolismo

Representado por las pinzas apretadas de un cangrejo, que parecen indicar el enlace íntimo del espermatozoide masculino y el óvulo femenino, siendo por ello el más maternal de los signos, denotando retraimiento y nutrición; también significa el organismo viviente, su capacidad para desarrollarse. Su representante es el cangrejo, cuya tenacidad es proverbial, porque antes de soltar su presa prefiere perder sus tenazas.

 

Es el cuarto signo del Zodíaco, el solsticio de verano, un punto culminante en el ciclo del año es alcanzado, la “fuerza del día” logra su intensidad máxima. Símbolo de la naturaleza en plena concepción y fecundidad, la época de la formación de los granos, la savia vegetal en su apogeo; marca el triunfo de las fuerzas generadoras maternales: concepción, gestación, maternidad; tal es el proceso canceriano en su contexto alimenticio, receptivo, digestivo, formador (corresponde al estómago y a los senos). Puede decirse que en Cáncer el germen, producto de la unión (Géminis) del óvulo (Tauro) y del espermatozoide (Aries) se transforma y madura, se forma el individuo, la célula personal. El crustáceo (Cangrejo) que lo representa es particularmente prolifero, vive bajo su caparazón protector como los gérmenes, huevos, fetos, brotes, esbozos y prefiguraciones de la vida renaciente (concha, cáscara, matriz, envoltura)...  Igualmente como él camina en retroceso, simboliza una vuelta hacia atrás, un meditar sobre el pasado. Su jeroglífico sigue la forma redondeada, cerrada y volteada sobre ella misma, prototipo del seno maternal, la posición recogida del embrión en su envoltura. El arquetipo maternal: los valores de “contener”, todo lo que es grande y envuelve, abriga, conserva, nutre, protege y calienta lo que es pequeño. Principio matricial y nutridor que va desde el útero hasta la tierra (maternal), la Gran Madre; profundidad, abismo, pozo, gruta, caverna, bolsa, estómago, vaso; refugio, madriguera, casa, pueblo, patria.

 

Primer signo de Agua, toda gestación es bañada en el agua; la hipótesis: toda vida animal tuvo su origen en el agua. Es el agua original, las aguas - madres, de las fuentes y arroyos nacientes. En el inconsciente se encuentra igualmente la idea acuática asociada a la vida germinativa, el sueño, la imaginación, la vida vegetativa, instintiva, crepuscular.

Cáncer es a Capricornio (su signo opuesto) como la madre es al padre, la base es a la cima, el origen a la meta, lo íntimo a lo social; encarnación en el primero, liberación en el segundo.

 

Clave - “YO SIENTO”

Naturaleza vegetativa, impresionable, influenciable, delicada. Se guía más por su sensibilidad que por su razonamiento.

 

“SENSITIVIDAD”

Representa todo un mundo de sensibilidad, de emoción, de sueños; muy receptivos, intuitivos al extremo, imaginativos, maternales. Necesita de calor humano, de contactos afectivos y saben mejor que nadie crear un ambiente íntimo, establecer uniones espontáneas. Encanto, fantasía, vive en un universo poético y tiene el don de comunicarlo. Apegos, recuerdos, comodidad.

 

Psicología

Temperamento linfático, “una agua tranquila”, que condiciona una vida fisiológica perezosa y lenta. El ser parece no apurarse en crecer y se retarda complacientemente en la infancia, vagotónico, digestivo, vegetativo, se baña en un mar de sensaciones difusas, de impresiones vagas, tapado por un velo de sueños y apetitos, de necesidades elementales: hambre, sed, sueño... Su sensibilidad coenestésica. Lleno de linfa, de savia, el tipo cáncer se anima al nivel de las fuerzas obscuras del inconsciente, del instintivo, de la sensorialidad, de donde el emerge lentamente. Da la impresión de vivir retraído de la realidad exterior (como el cangrejo bajo el caparazón que pasa una vida silenciosa y nocturna). Sedentario, contemplativo, asténico, un carácter acomodadizo.

 

El complejo maternal: interiormente pequeño, infantil, tierno, benévolo, delicado, vulnerable, replegado en sí mismo, devoto, melancólico, afectuoso con necesidad de protección; apegado a la infancia y a la madre: la madre-alimento, la madre-seguridad, la madre-ternura. Adulto, se torna hacia su pasado, recuerda con emoción su infancia, su familia, el lugar donde creció; las reminiscencias, añoranzas y nostalgias ocupan un lugar importante en su vida psíquica; él se mira en su pasado y toda imagen es para él un recuerdo (Proust). Esta identificación a la madre hace del hombre de Cáncer un femenino: inclinado a la pasividad, a la receptividad, a la emotividad, con una sensibilidad femenina y el gusto de lo interior, la casa, las cosas íntimas. Su necesidad de seguridad puede hacerle tímido, temeroso, púdico, un poco desarmado ante las rudezas de la vida, con una dificultad de vivir al exterior; se siente fácilmente incomprendido y pude adquirir un complejo de inferioridad, deviene pusilánime, sumiso, pasivo, impresionable, susceptible, sujeto a las influencias externas, dócil, confiado, dependiente, doméstico, económico, buscando protección y aprobación, teme mucho al ridículo o al reproche; ambicioso en sentido pasivo: la grandeza debe descender al nativo, en lugar de merecerla o luchar por ella, todo trabajo requiere para él de comodidad física, tendencia a aferrarse a otras personas. Sus sentimientos se hieren muy fácilmente, tiene extremos emocionales inclinados a llorar con frecuencia y por cualquier motivo, las despedidas lo afectan mucho, sufre considerablemente al menor contratiempo, indeciso, inhibido, inseguro, tiende al “autismo”, a la fantasía y se vuelve triste y taciturno. Su conciencia se repliega sobre sí: vago, huraño, “en la luna”, buscando la soledad, los libros, muy soñador, sentimental, sensible, imaginativo; gusta de encerrarse en una vida cómoda, apegado a afectos pueriles, las reacciones egocéntricas, a los hábitos, las supersticiones, viviendo una atmósfera semi-mágica. Inclinado a lo esquizoide; introvertido, interesado solo en lo que pasa en su interior. De los doce tipos zodiacales, Cáncer es el más emotivo, el más sensible.

 

Existe una variedad de cancerianos que “sublevados contra la madre”, viven bajo el régimen de la oposición: la madre es criticada, combatida, rechazada, más o menos odiada; toma por defensa lo contrario de la influencia maternal, es la reacción seca y firme, y con ella son desacreditados todos los valores que ella representa, contra todo lo que es femenino: sensibilidad, afecto, emoción, la intuición, lo radical, lo instintivo. La mujer de cáncer tiene sin duda una evolución psíquica más fácil.

Es un sobre emotivo - bajo activo en que la inactividad desvía la emotividad de la acción sobre las cosas para encauzarla hacia la conciencia de sí, el ser se torna hacia las riberas interiores donde su emotividad, particularmente selectiva (sensibilidad extrema a ciertos eventos, insensibilidad para otros que pueden ser más graves) puede sublimar. “es un Narciso” al mismo tiempo que un lírico; contemplativo con gran sed de intimidad que sabe crear y compartir; la inactividad que puede conducirle a la impotencia; sin el ímpetu del sentimiento, es un perezoso, pero su fuerza de inercia puede tomar la forma de la tenacidad (las pinzas del cangrejo); consciente de su debilidad, se protege contra las heridas que puede recibir de fuera y “cierra sus persianas”. Vive poéticamente, lleno de ilusiones, transporta para todo su sentimiento: él sueña con su vida si no puede vivir su sueño. La imaginación es su facultad maestra, colorea toda realidad y vaga al grado de su humor, alternativamente alegre y melancólico, es un “paseante solitario” en comunión con la naturaleza. Es un elegíaco, romántico, con el gusto de lo maravilloso, lo fantástico, del hechizo. El tipo opuesto a la madre pasa al lado de las cosas sin entender su poesía, insensible a la naturaleza, sin oír a los hombres, solo aspira al reposo. Cáncer es uno de los signos más difíciles de vivir. Deficientemente: miedoso, cobarde, flojo, moroso, sensiblero, hiperemotivo, engreído, caprichoso, complicado, timorato, vanidoso, soberbio, resentido, rencoroso, indolente, desordenado, posesivo, cosquilloso, variable.

 

Mentalidad

La memoria es su principal cualidad, inteligencia sensorial, intuitiva, inspirada, imaginativa (Lalande, Einstein, Marconi, De Broglie, Lamarck, Fénelon, Newton, Pascal). El tipo que no puede desapegarse de su infancia, de su familia: pensamiento tímido, complaciente, insuficiente, liberado de sus reacciones inmediatas, de sus prejuicios sentimentales; la emotividad anima la subjetividad, impulso anti-intelectualista, creencias-refugios, verdades que no conducen a nada, mente fantástica que se complace en la ficción. Es el principio pasivo: receptividad, reflejo, ensueño. El canceriano liberado: la emotividad hace la fuerza de su mente, su pensamiento gana en calor, impulsado por grandes sentimientos, inteligencia justificadora y apologética.

También se deja llevar por un ensueño vagabundo, una fantasía de sentimiento, pereza de pensar, estrechez de criterio, incierto. Cuando la mente domina la emoción: retiene la idea, la incuba, reflexiona; una cierta secundariedad de las representaciones de dominante afectiva acumula en él lentas maduraciones. Una inteligencia maternal de participación (la madre que participa en la vida de su hijo), protección, consejo. Es Bergson: el rol de la intuición, quiere tomar la memoria pura, los dones inmediatos de la conciencia, contemplación, tiempo.

 

Dialéctica

Según prevalezca la secundariedad o la primariedad.

 

Sentimenta -para nervioso

Humor sedentario, vida estable, da la impresión del bote anclado en puerto. La emotividad un poco reprimida, se expresa por rumias dolorosas, meditaciones, detenido más o menos de vivir para “sentirse vivir”. Indeciso, veleidoso; tendencia a adormecerse en sus opiniones fabricadas, escrúpulos; resignado, melancólico, inclinado a la auto-acusación, a la misantropía; predominio de los sentimientos morales; apegado a los recuerdos, al pasado, a las costumbres, el gusto de lo antiguo, la historia, interés conservador. Vegetativo, es el alma simple, naturaleza bondadosa, tranquila, familiar, casera, sin pasiones aparentes, anclado a las realidades prosaicas, constante; el ser está hecho para la vida de lo interior, fijándose, apegándose a su familia, su casa, su país, a sus cuatro muros, acomodadizo (Claude Bernard, Corot, Fauré, Herriot, Montaigne, Proust, Rembrandt, Schumann...).

 

Nervioso - para sentimental

Humor viajero, vida inestable, da la impresión del barco a la deriva, el ser libre a la contradicción de sus arrebatos sucesivos, necesidad de cambio, de renovación de sus sensaciones, en razón de la movilidad y vivacidad de sus sentimientos: vagabundo, afectivo, caprichoso, activo de una cosa a la otra, infiel con el objeto, pero siempre apegado a las imágenes de un Yo sensible y susceptible. Desapegado de la realidad prosaica, desprovisto de sentido práctico; es una naturaleza errante, al margen de las normas. Ser bizarro, caprichoso, fantástico, complicado, cautivante; su inconstancia responde a una naturaleza compleja, dolorosa, caótica, inadaptada, desordenada, entre el ángel y el demonio. Fuego loco llevado a la vida del bohemio, del gitano, vive sin hogar, sin medio, rechaza la vida de familia hasta el abandono de los hijos, ataca la estabilidad, el apego; es el nervioso, inestable, más o menos insatisfecho. (Cocteau, Byron, Chagall, Chirico, Gluck, La Fontaine, Modigliani, Rousseau, Schubert, Tchaikovsky...).

 

En el amor

Representa la vida familiar, la necesidad de fundar un hogar. En amor será un niño o una madre. Su imaginación antecede su experiencia, sueño de afección, nostálgico, el amor maternal, dulce, de consuelo, de protección, el amor único e irremplazable, sin divisiones, que comprende, que perdona, más allá de todas las contingencias. Gran necesidad de ternura, muy emotivo, sensibilidad romántica, el amor es una magia encantadora, idílica. Los problemas unidos a su infancia tienen una influencia capital sobre su vida afectiva y sentimental, busca en la mujer la imagen de la madre, le es muy difícil romper el cordón umbilical; la mujer busca una protección paternal. Celoso y posesivo a la manera de los niños, se frustra fácilmente si no le corresponden; sabe admirablemente hacer “escenas”. Sufre con frecuencia una desilusión dolorosa, tímido, herido se retrae y oculta sus deseos e ímpetus, muy idealista no admite compromiso mediocre, muy indolente para afrontar el obstáculo elige la evasión, temeroso y muy sentimental puede buscar la soledad. El tipo estable: simple, tranquilo, ama a su familia, apegado a su mujer, sus hijos, su casa, sus muebles, sus objetos; fiel, necesita un marco íntimo, de un ambiente cálido; buen padre, buen marido, devoto, protector, cariñoso. El inestable: nervioso, caprichoso, fantástico, atormentado, su corazón es un museo imaginario, poseído por sus antojos, da la impresión del niño que rechaza crecer, insoportable en sus horas de exaltación y de exigencia egoísta, a la búsqueda de una dicha moral que le encante, le obsesione, incapaz de amar, insatisfecho, es un corredor persiguiendo siempre una cara, una silueta, un perfume, un murmullo; inquieto, la noche es su ambiente, su mundo de sortilegios, un día puede apegarse a una mujer más madura o mayor que él para encontrar seguridad. Es un encantador que da ilusiones y puede inspirar una pasión fatal.

 

La mujer: su falta de poder para desapegarse de los padres puede conducirla al celibato. La mujer-niña, caprichosa, ingenua, llena de gracia femenina, romántica, soñadora, amorosa, sensual, fecunda, más madre que esposa.

 

Dos tipos: uno, sumiso, dócil, pasiva en extremo; el otro, se coloca al nivel inaccesible e inspira el amor imposible, es la encarnación del arquetipo femenino más puro y profundo, le conduce a amar un ser devenido ideal, sagrado o tabú. Dos formas de elección amorosa: la relación de hija a padre ideal o la relación de madre a hijo ideal; en ambos casos se identifica al hombre. Maternal, madre de familia numerosa y responsable. Celosa y posesiva. Armoniosamente: puede vivir grandes pasiones, la intimidad, la comunicación psíquica, el compartir emociones.

 

Sus relaciones con la familia

Tienen una considerable importancia en su vida.

En un ambiente armonioso se desenvuelven con fuerza. Si sus padres se separan o ellos se hacen la guerra, los niños cancerianos se traumatizan por el resto de sus días. Siempre heridos, más o menos misóginos, temerosos ante la mujer.

La mujer del signo sobrelleva mal estos conflictos: puede refugiarse en el convento, en un matrimonio precipitado o en la homosexualidad.

 

Sus relaciones con los amigos

Son encantadores... pero no deja de demandarles muchos sacrificios. Agradable compañero de paseos, pero le es difícil hacer algo constructivo con ellos o montar un proyecto en común. Se le reprocha a veces una forma de oportunismo.

 

Profesiones

Sufre con frecuencia la sugestión del contorno, adopta la profesión del padre o rebelado busca lo opuesto. El vegetativo: trabajo automatizado, obediente de la regla de la economía de fuerzas; el nervioso: libre a su fantasía, su ritmo discontinuo, múltiples ejercicios. Tendencias: domesticidad, narcisismo, pasividad, dependencia. Funciones: servir, gustar, ver, mostrarse. Acciones: procrear, reproducir, entretener, criar, cuidar, navegar. Trabajos donde intervienen alimentos, vestidos, animales, niños, líquidos, objetos redondos. Ocupaciones que requieran atraer a las masas o que se relacionen con el público en general. Historiadores, novelistas, poetas; la fantasía y la ficción. Cinema, teatro, vedettes. Comerciantes, vendedores, viajantes, pescadores, taberneros, hoteleros, cocineros; lo relacionado con el mar; enfermería; modistos.

Lugares: Restaurante, café, bar, cervecería, tienda, jardín de niños, playa, piscina, jardín, bosque, calle, feria, gentío, espectáculos (circo, pantomima, títeres...).

 

Actitudes en el trabajo. El vegetativo: lento, tranquilo, sufrido, resistente, dócil, obediente, sumiso a las costumbres de la empresa, se disciplina fácilmente, su máximo de eficiencia: en un ambiente íntimo, donde se sienta como en su casa, en simpatía con colegas y superiores, se apega a la casa por la cual trabaja y se hace familiar; tímido se oculta en su hoyo, se refugia en su trabajo; estable, triunfa silenciosamente, buen patrón, excelente contacto con el público; buen comerciante, hace una clientela fiel, venta original y personal, pero no es bueno para llevar su contabilidad. El nervioso: inestable, eficacia dispareja; vaga de trabajo en trabajo; destino fluctuante; la familiaridad le es necesaria pero tiende a abusar de ella. Deficiente: flojo, sin exactitud, desplazado, muy distraído, nunca avanza en línea recta, su éxito es más de suerte que de mérito.

En finanzas: tímido, su pasividad le conduce a una no-valorización concreta, poco ambicioso, choca con las dificultades cotidianas y recurre a la protección familiar, se deja explotar o no saca provecho de sus obras, inclinado a tentar su suerte, la esperanza del buen número, de la ganga.

 

En Política. Poco realista, demasiado imaginativo (Guillermo II, Drumont, Laval, Barthou, Briand) y gusta de presidir asambleas (Jeanneny, Herriot).

 

En el arte. Realiza, en general una obra de emoción, de melodía, de lirismo, de poesía (Michelet, Rodenbach, Gluck, Schumann, Schubert, Berlioz, Lalo, d’Indy, Debussy, Tschaikowsky, Corot, Dalí, Chirico, Modigliani).

 

Regencia anatómica. Estómago, esófago, diafragma, esternón, senos, glándulas mamarias, axilas, intercostales, región epigástrica, conducto torácico, páncreas; venas y arterias de esas zonas; suero de la sangre; función peristáltica y quimo. La vesícula. Las mucosas son a Cáncer como la epidermis a Capricornio.

 

Salud. Signo de nutrición y fecundidad. cualidades receptivas, transformadoras, encubridoras y de metamorfosis. El estómago y todos sus procesos. Falta de vitalidad, tiene de ordinario una actividad irregular y le resultan penosos los esfuerzos físicos, tendencia a reducirse. Reacciones lentas, necesidad irresistible de dormir; síntomas imprecisos, larvados, multiformes, una incubación lenta, la convalecencia es larga. Para las glándulas: disfunciones tanto hiper como hipo, el crecimiento, anomalías de pubertad. Hiperemotividad, neurosis, histeria, fugas, astenia; enfermedades imaginarias, tiende a absorber toda clase de medicamentos. Complejos afectivos, de “ojeriza”; necesidad de hacerse engreír.

Naturaleza linfática: movimientos de humores, jaquecas menstruales, hinchazón de senos, celulitis, edemas, obesidad hidropésica, fases de alta y baja tensión. Problema verminoso, parasitismo. Son muy golosos, glotones, problemas digestivos, úlceras, catarro gástrico, eructaciones; resfríos, expectoración; cáncer (estómago o seno), cardialgia; caquexia; clorosis; dipsomanía; escrofulosis. Tipo linfático: Sancho Panza, come y duerme demasiado; tipo nervioso: Don Quijote, noctámbulo impenitente. El canceriano es propenso a transpirar demasiado.

 

Naturaleza física. Talla mediana, busto desarrollado, pecho ancho, cuerpo asimétrico y desgarbado, brazos más fuertes que piernas. Cabeza chica, cabellos obscuros, lacios. Tipo linfático-digestivo: Sancho Panza, potencia plácida, dilatado, adiposo, formas pesadas, blandas, inclinado a la obesidad; la cara puede inscribirse en un círculo, frente combada, ancha; labios carnosos; con la edad, doble mentón, mofletes, ojos algo globulosos, expresión infantil, pequeños, claros; nariz chica, respingada; tinte pálido; manos chicas, gruesas; contornos ondulantes, trazos imprecisos; mirada dulce, vaga, soñadora, ingenua, temerosa. Tipo nervioso: Don Quijote, longuilíneo, nariz larga, vara como una hoja de navaja, mirada triste; manos largas, finas; cuerpo anguloso. Andar afectado, indolente, blando, pesado. Presencia simple, familiar, voz débil, suave, de murmullo; mímica perezosa (linfático), o emotiva (nervioso). Moda: femenina, coqueta, lazos, flores, encajes de color delicado; cabellera abundante, adornos. El hombre: sin elegancia, abandonado.  

Tipo: CANCER

(dibujo de un posible rostro canceriano)

 

 

 

 

 

 

Respetable Jñápika Gurú Dr. Pablo Elias Gómez Posse.

mail.gif (4439 bytes)aum_jnapika_satya_guru@hotmail.com

Respetable Jñápika Gurú Dr. Pablo Elias Gómez Posse.

regresa.gif (8017 bytes)
regresa a la principal